28 de agosto de 2011

Aquí en uso la Palabra.






MORDIENDO LA TIERRA


Hueso qué royendo están las mandíbulas aceradas
Resistiendo con un grito silencioso faz deforme
Dejando su mirar un negro punto directo en el Sol
Cuando un necio al mirar la punta del dedo dice
-¡allí es el lugar nombrado!-
Y la mano extiende su alcance donde el dedo no llega
Enigmático el amanecer de un aposento incomodo
Saltando las ranas aunque no estén los charcos
Es bramido aletargado de seres agitados del ayer
Con historias únicas que resaltan alto el relieve
Un cuerpo desoyendo los rumores de los patios
Por días interminables techados en la oscuridad
Y en un leve chasquido un astro brillando sólo
Luego los nubarrones de presencias incomodas
Otro resquicio una estrella destellando solitaria
Una rectilínea autopista con sus curvas de engaños
Un águila posesionándose muy alto y ver amplio
Un panorama que abarcándolo ancho y espacioso
Planifica e intuye el esquema que aplicará
Sortilegio caminos que son ya viejos en las conciencias
Son las salidas de los amaneceres de inciertos regresos
Las pieles humanas experimentando cuan termómetro
Un calor un frio un roce un escalofrió un dolor un alivio
Por qué estás ahí donde tu ombligo mancho el suelo
Fue donde besaste la tierra y te gusto su olor y sabor
El lugar por donde no guardaste el cuerpo y la cara
Y que hubo que aprender mover estiletes los brazos
Moviendo y ondulando la cintura esquivando las zarpas
Aquí en la ruta sin descanso al vuelo rasante rápido
Vamos cogiendo agiles lo que nos sirve y lo qué no
Lo tiramos por los guindos…

Guevarachamorrojose@





1 comentario:

Abraham Guevara Chamorro dijo...

Un escrito para que lo lean y lo disfruten.